Promesas de campaña: Las dos caras de la moneda.

La familia Bula que vive en el Barrio 31 de Octubre a la salida del municipio de Chinú Córdoba, nunca se imaginó que una simple promesa de campaña con cabeza caliente, les fuera a terminar de desarreglar más, su ya precaria situación, al aceptar que al calor de un debate político, desbaratara su casa de […]

De Moises Otjar

14 julio, 2016

La familia Bula que vive en el Barrio 31 de Octubre a la salida del municipio de Chinú Córdoba, nunca se imaginó que una simple promesa de campaña con cabeza caliente, les fuera a terminar de desarreglar más, su ya precaria situación, al aceptar que al calor de un debate político, desbaratara su casa de palma  que aún los guarecía y cobijaba mal que bien, esperanzados en que, la entonces aspirante a la Alcaldía, Teresa Salamanca, se las iría a hacer nueva.

Una promesa a título personal, según cuentan los hoy afectados, quienes hasta ahora viven a la intemperie en pleno invierno, soportando las penurias y sobresaltos propios de quien se siente vulnerable  a cualquier evento delictivo violatorio de su domicilio o a un accidente causado por la exposición de tener un sistema eléctrico sin la más mínima norma técnica que les preste un digno y adecuado servicio, e igualmente bajo el sobresalto de que teniendo niños pequeños, los pueda morder una serpiente, o sean presa de enfermedades causadas por insectos como el mosquito entras alimañas peligrosas.

Los Bula son una familia numerosa  y excepcional ya que existen dos jóvenes discapacitadas y una de ellas alimenta un bebe de pocos meses, tienen dos niñas de pocos años de vida y su abuela está casi ciega, según lo comenta para las notasdemiltonotero.co Isabel Bula, una de las hijas de Humberto de la Cruz Bula Enamorado, o como le dicen cariñosamente en el barrio: “El Caribe”…

Mire amigo periodista, dice Isabel: mis padres fueron vilmente engañados por la hoy alcaldesa de Chinú, quien le hizo desbaratar el rancho, prometiéndole falsamente le iba inmediatamente a hacer una casa…

Ella solo aprovechó la coyuntura del momento de euforia, tirárselas de redentora, sacarle los votos de ellos,  y de paso hacer que yo me “picara” de la rabia, y me amargara la vida, utilizando el engaño y la tramoya para dividirnos y contrariarnos.

Fue una maldad lo que hizo esa vieja y los bandidos que la acompañaban como el “Lua” y Bohorquez, que se prestaron para la maniobra, donde ahora mis padres pagan las consecuencia…

Dígame que interés tendría esta vieja de hacerle la casa a mis padres si eso lo hizo fue contra mí, que no voté por ella…

Ella lo sabía bien claro que yo estaba era con Diana”, y me la están cobrando con esta monstruosidad que le están haciendo a mis viejos ombe eso no tiene perdón de Dios, terminó de anotar a este medio con lágrimas en los ojos Isabel,

De otro lado en la balanza de las promesas de campaña electoral, registramos una también destacada;  la de Lidis Esther Guzmán la popular “La Negra”, de inmediato cumplimiento; que no daba espera en esa campaña de Chinú a la alcaldía en pleno apogeo de gesta electoral, la cual terminó con gran éxito y alborozo pocos día de haber terminado las elecciones.

Hay que anotar que estamos hablando de un cumplimiento después de una derrota electoral: perdieron la alcaldía, y no utilizaron esta talanquera para desligarse de la responsabilidad de hacerle la casita a la Negra, quien quedó deambulando en la calle después de ser arrojada inmisericordemente de donde vivía como cuidandera durante 8 años.

Chinú
Política
PUBLICIDAD

Director: Milton Otero
Todos los derechos reservados: Las Notas de Milton Otero 2021
Denuncias a 3002481457 ||| 3015329400
error: Contenido protegido ;)