Personas con motosierra que eliminaron arboleda, se verían enfrentados a acciones penales en Chinú

"Esta corporación me manifestó conocer el caso por una denuncia interpuesta por ambientalistas y no haber autorizado esta tala en ningún momento, y fue más allá al decirme que ya se abrió una investigación penal contra los infractores de estas normas ambientales y próximamente serían judicializados quienes actuaron violando la ley."

De Milton Otero

28 noviembre, 2019

En un festín despiadado de motosierras se convirtió la tala de toda la arboleda que circundaban la plaza del Barrio 31 de Octubre en este municipio sabanero por cuenta según parece de dendrofobos vecinos del lugar que detestaban su presencia, que por largos años los habían acompañado brindándoles su fresca sombra en calurosos días sofocante de verano, pero que en forma desagradecida y sin ninguna consideración por la naturaleza y aprovechando la coyuntura de estarse construyendo un parque en el sector, el pago que les dieron fue cortarlos de tajo como se observa en las fotos y hacerlos picadillo para borrar cualquier vestigio de su existencia.

Me informan que esta tala indiscriminada fue soliviantada e influenciada por funcionarios de la obra para lavarse las manos y la comunidad asumiera el delito, ya que su objetivo era buscar un atajo obviando la autoridad ambiental quien estaba estudiando la petición que por norma se hace cuando se adelantan este tipo de obras de infraestructura, y que como ocurrió en la tala del Parque San Simón donde también los vecinos influenciados autorizaron por firma que se cortaran todos los arboles por considerarlos un estorbo; en este lugar donde también se construye un parque según versiones fue la misma comunidad que tomo las motosierras y consumó la acción devastadora, sin tener en cuenta el concepto de la CVS.

Ante esta masacre de árboles que se suma a otras tantas en lo que va de esta administración que ya casi termina, la cual se ha convertido en la mayor depredadora de árboles en lo que va de su cuatrienio, me puse en contacto con la CAR CVS y esta corporación me manifestó conocer el caso por una denuncia interpuesta por ambientalistas y no haber autorizado esta tala en ningún momento, y fue más allá al decirme que ya se abrió una investigación penal contra los infractores de estas normas ambientales y próximamente serían judicializados quienes actuaron violando la ley. «El caso está en manos de la policía ambiental» manifestó un funcionario de esta corporación ambientalista.

Ambiental
Chinú
Córdoba
PUBLICIDAD