LO QUE PASA Y NADA PASA EN CHINÚ

Opinión Me informan de fuentes no oficiales que el mismo día en que sicarios dispararon contra la humanidad de quien es conocido en el municipio de Chinú como “Pipe Pino” fueron capturados dos sujetos sospechosos de esta acción sicarial ocurrida a las 6:35 aproximadamente de la noche en la calle 15, cerca de una venta […]

De Milton Jr

16 enero, 2019

Opinión

Me informan de fuentes no oficiales que el mismo día en que sicarios dispararon contra la humanidad de quien es conocido en el municipio de Chinú como “Pipe Pino” fueron capturados dos sujetos sospechosos de esta acción sicarial ocurrida a las 6:35 aproximadamente de la noche en la calle 15, cerca de una venta de fritos, a la que “pino” frecuentaba a menudo, pero ese día también al parecer capturaron 3 delincuentes más que se dice asaltaron un almacén en el pueblo de un conocido comerciante, sin embargo hay hermetismo oficial y todo se comenta por corrillos, es decir, va la candela de la noticia ardiendo por debajo de la piel de la población en radio bemba..


¿COMO FUE?

Las versiones dan cuenta que al parecer minutos después del atentado de “pino”, dos hombres desconocidos en el sector del barrio la monta (31 de octubre) llegaron a un bar o billar del lugar con aparente estado de ánimo de festejar “algo”, y mientras daban este “visaje” alguien vio que se le asomaba a uno de ellos un arma de fuego que tenía sospechosamente oculta en el cinto, dando aviso a la policía por que despertaba sospechas de que algo andaba mal en ese lugar, a lo que de inmediato los agentes reaccionaron y llegando al lugar dieron con la captura de quienes hoy señalan de ser los sicarios que esa noche intentaron matar a la víctima mencionada. (Puro radio “bemba” cuyos reportes en la mayoría casi nunca fallan…

Las versiones extraoficiales sin confirmar dan cuenta que estos hechos sangrientos obedecen a problemas que posiblemente tengan que ver con “bisnes” del inframundo sin confirmar, y se presume que ello tenga que ver con estos hechos sangrientos.

Alguien del pueblo me decía: “Mire amigo, no a todo el mundo y así alegremente lo intentan matar todos los días; en cada una de estas acciones violentas hay algo de casi la misma proporción que lo puede provocar, aunque no menos cierto es que hoy en día por solo mirar ud. a una persona, si le cae “rayao” le manda un sicario por 50 mil pesos y lo manda para el otro lado, así, y al mejor estilo de una sociedad mafiosas se arreglan las cosas hoy en día.

… Parece ser que zanjar las diferencias matando como en el viejo far west se ha vuelto pan de cada día últimamente”, terminaba diciendo el parroquiano.

Claro que yo no me muestro de acuerdo con estas formas apocalípticas de ver las cosas, porque sigo intentado creer en el equilibrio social de derecho de la mano con la ley que existe, a pesar de todo la corrupción que está entronizada en las instituciones y organismos que administran justicia.

El muchacho involucrado en el atentado por su parte en estos momentos se encuentra aún en procedimientos quirúrgicos delicados para salvarle la vida en una clínica de la región de alta complejidad seguramente, pero según me informan el esquema de seguridad le fue reforzado, ya que al parecer las investigaciones para esclarecer esta acción sicarial fallida continúan es probable…

Aunque no se conoce ninguna versión oficial de los hechos sangrientos ese día, ni siquiera rastros de una denuncia en la fiscalía, y es extraño, sí hay versiones rodando en la calle que hablan de que los presuntos sicarios fueron aprehendidos y el proceso de verificación y recolección de las piezas procesales, como sacar información de cámaras de seguridad del lugar de los hechos, testigos visuales y quizás pruebas de balísticas, seguirá su curso normal para establecer responsabilidades; bueno, no así en el caso de que lo que se vivió ese día en el pueblo a las 6:30 en la calle 15, y causo alarmante consternación de la gente cerca de una mesa de fritos, nunca haya pasado, y sea un chisme de barrio, donde la sangre haya sido de mentirita, con balas 9 mm como el casquillo recogido en el lugar de los hechos y enviado a este medio sean de juguete, las heridas hayan sido ficticias etc. y solo haya sido una obra de teatro macabra protagonizada por sicarios actores inventados por el imaginario colectivo y la supuesta víctima haya sido el actor de reparto protagonista de esa tragicomedia, el cual según parece realmente se recupera de las heridas, porque supuestamente las autoridades competentes no tiene ni la más remota idea de que en Chinú algo pasó con estas características…

Sin embargo, es vox populi que la gente espera, que, si algo pasó, los dos sujetos sospechosos de la acción sicarial sean presentados en una audiencia, cuando menos en la Fiscalía seccional de Chinú, para conocer de cerca, por curiosidad, quienes atentaron contra la vida de “pipe pino” y que motivos hubo para hacerlo.

Claro, y más allá de este cuento, continuar con la investigación del caso para dar con los autores intelectuales, de llegar el ente acusador a demostrar la responsabilidad de los acusados como autores materiales del delito. Si es que existen, también es verdad¡!

Chinú
Córdoba
Opinión
PUBLICIDAD

Director: Milton Otero
Todos los derechos reservados: Las Notas de Milton Otero 2021
Denuncias a 3002481457 ||| 3015329400
error: Contenido protegido ;)